Ay de los réprobos

Santiago González

El diputado Moreno Bonilla fue ayer el portavoz del grupo Popular  en el Pleno del Congreso en que se despachó la propuesta de reprobación al vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, por su incompetencia (ni un solo proyecto de ley elaborado por su Departamento) y por la responsabilidad en la que habría incurrido, tanto por los EREs tramitados mientras él presidía la Junta, como por las actividades de sus hijos en tanto que comisionista (Iván) y apoderada (Paula) para empresas que obtuvieron subvenciones del Gobierno que presidía su augusto padre.

 Chaves no es ciertamente  la persona idónea para un cargo que, por otra parte, no nos hacía ninguna falta. Entre las ocurrencias de Zapatero al formar Gobierno en abril de 2008, bastaría para consagrarlo como un experimentado head hunter el fichaje de la directora de la Agencia del Flamenco, Bibiana Aído para un ministerio tan efímero como improbable de Igualdad.

 Tampoco estuvo mal lo de Beatriz Corredor para otro Ministerio imposible, como el de Vivienda, que llevaba existiendo desde 2004. Y está por fin Manuel Chaves, a quien dio una Secretaría de Estado con ínfulas, según una práctica admirable de los socialistas: para deshacerse de los excedentes andaluces, ascienden a las consejeras sobrantes a ministras (casos Maleni y Carmen Calvo) o al presidente autonómico a renovar, a vicepresidente del Gobierno de España, como a Chaves.

 Fue una tarde muy deslucida. Sus señorías fallaron mucho más que la a¡fición socialista a los mítines de Zapatero. Ni un quinto de entrada. No hubo nadie en el banco azul, tampoco Chaves. Aquello parecía en cierto sentido la fiesta de la Comunidad de Madrid por el plante general. Tampoco estuvo Rajoy, ni el portavoz Alonso.  Salvo por la diputada solitaria, Llamazares y Ridao, aquello parecía un encierro de sobreros. El portavoz socialista, Antonio Hernando, defendió a Chaves con el mismo argumento del vicepresidente: ¿Y la Gürtel, qué?, aunque dicho con más gracia.

 No tenía razón el diputado Moreno al rematar que “al principal partido de la oposición no le queda otra alternativa que solicitar la reprobación del vicepresidente tercero”. Se lo explicaron, por este orden, Rosa Díez, Gaspar Llamazares y Jordi Jané. El nombramiento de Chaves es responsabilidad del presidente del Gobierno. Al vicepresidente demediado se le puede y debe pedir la dimisión y él habría dado muestras de cordura al presentarla, pero es al presidente del Gobierno a quien hay que pedirle responsabilidades.

Las noticias económicas de ayer nos plantean si podemos seguir así diez meses más, a la espera de que a la ministra Chacón le cuajen las “cosas maravillosas”. Tiene razón el PP al pedir elecciones anticipadas, pero el procedimiento no es ir reprobando uno a uno a los ministros. La moción de censura contra Suárez acreditó a González, aunque la perdiera. A la peña le gustan los gestos de arrojo, por más que Rajoy pueda cantar la copla “si canto me llaman loco,/ y si no canto cobarde./Si bebo vino, borracho, si no bebo, miserable”. Lo van a brear en cualquier caso-por crispador o por indolente-los seguidores del líder que plantó una cumbre internacional en Polonia en 2005 porque tenía sueño.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s