Del rosa al amarillo

Santiago González

Estamos a ocho días de la proclamación del candidato socialista Alfredo P. Rubalcaba, según el cartel que lo designa como brillante ganador de las primarias por incomparecencia: la que tenía los avales necesarios, porque le hicieron una oferta que no pudo rechazar; los demás, por falta de avales.

Recuerden el cartel de Felipe en las generales del 82: fondo de cielo azul a juego con la camisa; el candidato con la mirada soñadora enredada entre nubes y una leve sombra de barba. No tan rojo, después de todo. Y el eslogan, ‘Por el cambio’, que el candidato y su cuadrilla hicieron realidad, predicando con el ejemplo: empezaron la tarea por ellos mismos.

Hoy, 30 años después, el pragmatismo de aquellos chicos les ha llevado a una política de recortes que habían criticado antes  como ‘la agenda oculta de Rajoy’. Para compensar, el nuevo candidato posa sobre fondo rojo con la calva elidida por el borde de la foto. Una vez convertida la juventud en un valor político en sí misma, credo supremo del zapaterismo, a un senior de aspecto digno, como Rubalcaba, solo le quedaban tres opciones: irse a acampar a Sol, con o sin flauta; un implante capilar modelo Bono o un corte despiadado de cizalla que haga pasar la calva por frente despejada.

Así estaba el tema cuando a Felipe le dio por terciar en su candidatura. Es lo que tienen los abuelos locuaces, que viven en estado de opinión y dan su parecer y sus consejos, sin necesidad de que el beneficiario de los mismos les requiera para ello. Ayer tuvo uno de esos momentos ante los medios, cuando dijo que Rubalcaba debía salir del Gobierno y que debía hacerlo “ya”.

Rubalcaba, el milagro de P Punto en el cartel de la exaltación,  ha respondido que “Agradezco mucho los consejos. Me gusta escuchar a la gente pero, en este caso, que se los ahorren. Sé lo que tengo que hacer y cuándo lo tengo que hacer”. Entre G. Máquez y P. Rubalcaba hay una buena relación que no se va a malograr por esto, pero es comprensible la incomodidad del aspirante. Rechazar con pullas, e incluso con desprecio de género, las razonables peticiones de la oposición para que abandone sus cargos en el Gobierno, para que venga el ex a rellenarte la agenda en la misma octava de la celebración solemne tiene que dar algo de coraje.

Él ya sabe lo que tiene que hacer y su opinión coincide con la de Felipe. Cada mes, cada semana que pase uncido a este equipo agónico es una pésima inversión para su candidatura y tiene que decidir cuando se va, cuando será la crisis de Gobierno, aunque formalmente lo haga Zapatero. Puede anunciar su salida el sábado de la semana que viene o hacerlo en la Conferencia Política de septiembre. Dependerá  de cuándo se disuelvan las cámaras y convoque el todavía presidente las elecciones legislativas, en el uso de su prerrogativa constitucional, esa que, tal como apuntó malévolamente Rosa Díez, y reconoció paladinamente Zapatero, comparte con Josu Erkoreka, portavoz en el Congreso de los nacionalistas vascos. A P. Rubalcaba le interesa disolver en septiembre, pero R. Zapatero parece muy empeñado en aguantar hasta marzo. Veremos quién manda.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Del rosa al amarillo

  1. Reflexiono que estas primarias de un solo candidato, deberían se denominadas “orgánicas” como aquella “democracias orgánica de un solo partido”.
    ¿Donde tienen límite sus actos? ¿los tienen? ¿conocen las palabra decencia,dignidad y honestidad entre otras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s