Ensayos con la basura

Los vascos encaran dentro de 15 días las segundas elecciones autonómicas de su historia en las que ETA no dejará su marca de sangre en la campaña. Las primeras fueron las del 25 de octubre de 1998, después de la tregua de Lizarra. Su brazo político, Euskal Herritarrok, duplicó su número de escaños (de siete a 14). La encuesta del CIS auguraba ayer que EH Bildu se convertirá en la segunda fuerza política de Euskadi, con 21-22 escaños, y la primera en Guipúzcoa, ya banco de pruebas de la coalición abertzale.
Desde que ésta se hizo con el poder en la Diputación foral y en el Ayuntamiento donostiarra, estaba claro que iba a hacer de las basuras la marca de su gestión. Ellos ya habían declarado su lucha contra la incineradora. Este negocio requería un tratamiento manual.
Los amantes de El Padrino fuimos conscientes de la degradación del negocio desde los buenos viejos tiempos en que Don Vito rechazaba cortésmente la propuesta de Sollozzo para que se implicara en el negocio de las drogas. No le parecía decente. Los sindicatos, las chicas, el juego, eso no le hacía daño a nadie. Pero las drogas eran otro cantar, un negocio sucio. Luego vinieron los Soprano, la versión poligonera de los Corleone. Frente a la elegancia de Brando con su esmoquin y sus inversiones en Las Vegas, Gandolfini, con su chándal, zapatillas y albornoz, gestionaba las basuras.
La basura es una opción moral. Los de Bildu rechazarían airados la posibilidad de que el proyecto de Eurovegas fuera a instalarse en el Goiherri. En los municipios que controlan han instalado el sistema de recogida puerta a puerta, con un poste en el que se colgarán, convenientemente identificados sus propietarios, las bolsas de basura. Para que puedan ser examinadas por los inspectores que el Consistorio nombrará al efecto. «Yo, inspector de alcantarillas», llevaba por título un más que aceptable poemario surrealista de Ernesto Giménez Caballero, que era fascista. A lo que se ve, los extremeños se tocan.

Es ésta una peña refractaria al progreso. Asombró en su día la promesa del alcalde bildutarra de San Sebastián de negar la autorización para que el AVE pare en su ciudad, una versión ferroviaria de la secuencia final de Bienvenido, Mr. Marshall. No tiene competencias, pero no importa. Su fuerte no son las convicciones democráticas, y acostumbran a ignorar las peticiones de la oposición cuando suma sus votos para atajar alguno de sus disparates: con las basuras, negándose a admitir en pleno la petición de una consulta, con la prohibición de los toros en San Sebastián, la paralización de los proyectos forales que dejó en marcha el PNV y su rechazo a las carreteras o al tren de alta velocidad.

Y esa fobia al progreso que expresaba Arnaldo Otegi en La pelota vasca: «El día que en Lekeitio o en Zubieta se coma en hamburgueserías, y se oiga música rock americana, y todo el mundo vista ropa americana, y deje de hablar su lengua para hablar inglés, y (…) en vez de estar contemplando los montes, esté funcionando con Internet, pues para nosotros ése será un mundo tan aburrido, tan aburrido que no merecerá la pena vivir».

Todo ello sería anecdótico comparado con la actitud que mejor simboliza su querencia por las basuras: la negativa a condenar uno solo de los 858 asesinatos de ETA. «Tiradlo a la basura», era la orden clave de la jefatura para el asesinato de sus secuestrados. 21-22 escaños, hay que joderse.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s