Juan Carlos Monetario

José Carrillo, rector magnífico de la Complutense (no se escandalicen; a Jordi Pujol se le ha estado llamando molt honorable durante más de 30 años), ha decidido la apertura de un proceso de información reservada a Juan Carlos Monedero por su actividad para cuatro gobiernos de los que percibió 425.150 euros como asesor en el intento de acuñar una moneda común bolivariana.

Carrillo distinguió al profesor interino Pablo Iglesias con el nombramiento de profesor honorífico por haber salido eurodiputado en marzo de 2014. Forzosamente, el rector Carrillo ha de encontrar el mérito que asiste al profesor Monedero para haber sido contratado por cuatro gobiernos como una autoridad mundial en Política Monetaria y Financiera. Él es un politólogo polivalente y puede que polimorfo, vale, pero el supuesto encargo internacional suena a cuento y a tapadera de financiación irregular, si fuéramos malpensados.

Los chicos de Podemos mienten con un aplomo que a sus mayores de la casta les ha costado años de oficio conseguir. Él se ha negado a mostrar papel alguno hasta que se lo autoricen sus mandantes, ha dicho, como si las facturas de un Gobierno fueran información reservada.

Debe presentar las facturas y también los contratos, y a ser posible los informes. La empresa virtual de Monedero facturó 425.150 euros a finales de 2013, pero si el polivalente había trabajado en el proyecto desde 2010 los contratos han de estar firmados por él, no por una empresa inexistente. Y aquí viene la primera cuestión: él estaba obligado a facturar como persona física sujeta al IRPF, lo que en esas cantidades debería haber cotizado a un tipo marginal del 52%, mientras al acogerse (ilegalmente) al Impuesto de Sociedades, se le quedó en un 25% y ésta es cuestión que compete a la Agencia Tributaria, que habría perdido unos 100.000 euros gracias a las mañas del contribuyente Monedero. Qué menos en un hombre capaz de diseñar un sistema financiero multinacional.

Pero en la Universidad, sus profesores en régimen de dedicación exclusiva no pueden contratar con terceros. Es la institución la que contrata y factura y luego retribuye al profesorado en su nómina, tras quedarse su por ciento, que viene a ser el 20. Es decir, que Monedero ha birlado a la Complutense 85.030 euros. Algo de esto se barruntaba el sagaz consultor, porque en diciembre de 2014 pidió permiso a la Complutense para hacer unos trabajos para el exterior que ya había realizado y cobrado con una empresa inadecuada.

Es admirable que legalicen lo suyo con efecto retroactivo. Iglesias mintió al decir que técnicos de Hacienda avalan el proceder de Monedero. La Inspección Financiera y Tributaria de la AEAT publicó una nota el 26 de marzo de 2009 denunciando como fraude «la reducción de la carga fiscal al ser el tipo efectivo del Impuesto sobre sociedades inferior al resultante del IRPF». Busquen en Google este entrecomillado, será lo primero que les salga.

Éstos eran los que iban a acabar con las perversiones de la casta. ¿Vas a comparar esto con lo de Bárcenas, al niño de la Beca con Rato o a Tania con la Infanta? No desde el punto de vista cuantitativo. Por otra parte, hay que ser más indulgente con los pecados de la carne si uno de tus vecinos es algo putero que si lo es el portavoz de la Conferencia Episcopal.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.