Tic-tac, tic-tac

Los números, ésa es su ventaja, no admiten calificativos. Recordarán que el 20 de enero, la Audiencia Nacional decretaba para Luis Bárcenas en libertad bajo fianza de 200.000 euros. Dos días más tarde, el juez Pablo Ruz lo ponía en libertad después de que depositara la citada cantidad, reunida por nueve familiares suyos durante las 48 horas precedentes, según dijeron.

Y a un tipo así lo consideran parte de la casta. Un pringado. Casta es la de Juan Carlos Monedero que, en cuanto le llegó el runrún de que Hacienda va a interesarse por su don de la ucronía (contribuir mediante una empresa inexistente cuando recibió y realizó el presunto encargo), no necesitó tiempo ni parientes. ¿Doscientos mil euros? Como éstos. Los medios que se habían preguntado por el know how de Bárcenas no se hicieron preguntas sobre la portentosa liquidez de Monedero.

El número tres de Podemos había contado que había ganado 425.150 euros como consultor de cuatro gobiernos para definir una moneda y un sistema financiero comunes y que lo ingresó en La Tuerka. Ahora sabemos que mintió, que lo ingresó en una cuenta personal y de ahí lo pasó a una de sus empresas, Caja de Resistencia Motiva 2, invirtiendo casi todo en fondos de inversión. En su cuenta personal hay otros 300.000, 100.000 de los cuales también están invertidos en fondos.

Lo de la consultoría es increíble, por más que ninguno de los cuatro presidentes (Chávez, Correa, Morales y Ortega) fuera un intelectual puro. Pero puestos a gastar medio millón de dólares, habrían contratado a un catedrático de Economía de Harvard, no a esta medianía de saberes inespecíficos. Fichar a un politólogo para asuntos tan macroeconómicos, ¿a quién se le ocurre? Monedeuro debería enseñar el informe de los 425.000. Los mandantes no pueden tener objeción a ello ya que fue una aportación inane y archivada en la papelera.

Dice su currículum que fue el responsable del equipo español del BCE para el estudio de los efectos de la implantación del euro en España. No es cierto. Él fue uno de los dos colaboradores españoles de un informe del European University Institute de Florencia. En su papel data el referéndum de la OTAN en 1985 (fue el 12 de marzo de 1986) y afirma que la incorporación de España a la CEE se produjo «un año después». En realidad se había producido antes. España firmó el tratado de ingreso el 12 de junio de 1985 y pasó a ser miembro de pleno derecho el 1 de enero de 1986.

Hay que leer su propuesta para el sucre. Y luego pedir que comparezca en rueda de prensa, junto a Pablo Iglesias y Luis Alegre, que pusieron sus manos en el brasero por él. Tic-tac, tic-tac, tic-tac, onomatopeya de Hugo Chávez, por cierto. Como el nombre de Podemos y la idea de los círculos.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.