Un Orinoco fluía en su corazón

Está visto que la casta no tiene sentido retroactivo y es incapaz de entender que el profesor Monedero pudiera contratar en 2010 un trabajo con una empresa que no existió hasta tres años más tarde, ya que fue inscrita en el Registro Mercantil el 23 de octubre de 2013.

Relación de hechos: este periódico publicó que Monedero había recibido 425.150 euros por definir una moneda a los países del Alba (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América), un chiringuito montado por Castro y Chávez en 2004. Monedero, moneda, la misma palabra lo dice.

Monedero crea su empresa 85 días antes del nacimiento de Podemos. El nuevo partido español se estructura a la manera bolivariana, mediante círculos. Su propio nombre, erróneamente interpretado como una traducción del Yes, we can, estaba más bien inspirado en una escisión chavista del Movimiento al Socialismo (MAS) producida en 2002, legalizada con el nombre de Movimiento POr la DEMOcracia Social, y conocida por su acrónimo Podemos.

Este periódico también había contado que Monedero ingresó los dineros en su cuenta y que al día siguiente los transfirió a la cuenta de su empresa. Me llamó la atención entonces que una empresa sin más trabajadores que él mismo ingresara de golpe 425.150 euros y que en el mismo y brevísimo plazo de tiempo, antes de finales de 2013, pagara a proveedores 57.548,22 euros. Es mucho para fotocopias, pensé, y hoy, Marisa Recuero y Joaquín Manso, explican que la empresa etérea de Monedero subcontrató en aquellos días el presunto trabajo a una empresa venezolana radicada aquí, llamada Viu Europa, a la que pagó algo más de 69.000 euros, resultado de sumar el IVA a los 57.548 euros de pagos a proveedores.

Cualquier mente liberal tiene que aprobar el proceder de Monedero. Él no tiene la formación adecuada para informar sobre estos asuntos, como demostró cumplidamente en el informe que perpetró para el Instituto Universitaro Europeo de Florencia –que no para el BCE, como dice su currículo con cierto grado de imprecisión–. ¿Qué iba a hacer?¿Escribir tonterías para justificar el dineral? Era preferible subcontratar, inyectar liquidez al sistema. Tampoco está claro que Viu Europa sea una empresa cualificada, dada la diversificación de sus actividades, que van desde la producción y desarrollo de eventos y ferias al mobiliario urbano, pero es que cualquier economista de la rama Economía Internacional y Desarrollo, según el plan de estudios vigente en mi época, habría dictaminado que economías tan heterogéneas como las de los países del Alba no podían integrarse en una moneda y un sistema financiero comunes. De esos asuntos sólo pueden escribir las manitas inocentes, los poetas y los politólogos.

Monedero comparece hoy en rueda de prensa. Qué gran ocasión para mostrar sus movimientos de cuentas, el estudio y el destino de los pagos. El origen de los ingresos está claro. La finalidad, reducida al absurdo la capacidad consultora del número tres, no puede ser otra que la financiación de su partido. Y un Orinoco le fluía dentro de su corazón.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.