Un trance para IU

EL MUNDO, 05/06/15

El joven Garzón explicaba ayer en Twitter el momento: “IU es necesaria para la sociedad porque es autónoma. Así surgió en 1986. No ser muleta de ningún partido. Sólo instrumento de la gente”.

El dirigente comunista, ya está dicho, es joven, lo canta su apellido y el tabaco inocente de sus orejas. En su día fue el diputado más joven del Congreso. Como lo habían sido Zapatero y Leire Pajín, lo cual no constituye una prueba incontestable sobre las capacidades intelectuales y políticas de los neófitos. Vaya en su descargo que al constituirse Izquierda Unida, el 27 de abril de 1986, mes y medio después del referéndum de la OTAN, él tenía seis meses y lógicamente no puede guardar recuerdos muy nítidos de aquello.

IU nunca fue autónoma, sí muleta y aun capote de paseo del Partido Comunista, que estaba en grave crisis desde aquellas elecciones del 82 en las que el PSOE arrasó y el PCE perdió 19 de sus 23 escaños. IU fue sólo un instrumento mediante el que los comunistas quisieron aprovechar el cambio de posición del PSOE ante la Alianza Atlántica. Y lo acabaron consiguiendo. En 1986 pasaron a siete escaños, en 1989, a 17, y en 1996, a 21, para bajar en 2000 a ocho.

El joven Garzón se manifiesta partidario de negociar con Podemos candidaturas de unidad popular, nombre que debe su inspiración al fracaso chileno de Salvador Allende, que en España tuvo traducción al euskera: Herri Batasuna. Tiene en contra a Cayo Lara, un comunista con memoria corta de la Transición: al morir Sabino Fernández Campo, no sabía quién era.

Sin embargo, tiene de su parte al secretario general del PCE, José Luis Centella. Un intelectual y un hombre de acción, con eso basta. Para reforzar sus capacidades tenían a Tania, la mujer fuerte de IU en Madrid, que a un servidor le fascinó desde que la vi en una tertulia televisiva y le oí decir que ella no podía tener respeto al himno nacional porque en el colegio cantaba: «Franco, Franco,/ tiene el culo blanco/ porque su mujer/ lo lava con Ariel». Una candidata prometedora truncada. Con 36 años. Lástima.

Izquierda Unida está llamada a desaparecer por consunción. Salvo en Asturias, donde ha aguantado el tipo, en todos los lugares donde ha concurrido por su cuenta a las elecciones del 24-M ha desaparecido. En Valencia, donde el viejo PCE obtuvo dos diputados al Congreso en 1977, cero escaños y cero concejales. ¿Recuerdan ustedes el famoso cinturón rojo de Madrid? Cero escaños y cero concejales. El garzón Garzón considera que eso es una prueba de que la unidad popular obtiene mejores resultados que Podemos e IU por separado y le dan el sorpasso al PSOE. Es una forma de mirarlo. Un enfoque alternativo dice que Garzón puso a sus candidatos en las listas podemitas, que compitió contra sus propias siglas.

Hay un error básico de Alberto Garzón, que se viene arrastrando desde que Tania Sánchez estaba en activo. Pablo Iglesias no está buscando un secretario general para Podemos y pasa de la unidad popular. Lo único que le interesa de Izquierda Unida son los votos y los cuadros. Y ya los tiene.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.