El PSOE y la hermenéutica

Desde ayer puede votarse por Internet el acuerdo progresista y reformista que Pedro y Albert firmaron en la Sala Constitucional del Congreso de los Diputados, como los acuerdos históricos. Mañana votarán los socialistas que prefieran hacerlo de manera presencial. La pregunta es la siguiente: «El PSOE ha propuesto y alcanzado acuerdos con distintas fuerzas políticas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a la Presidencia de Gobierno. ¿Respaldas estos acuerdos para conformar un Gobierno progresista y reformista?»

¿Qué querrá decir «alcanzado acuerdos con distintas fuerzas políticas»? Al pie del documento, junto a la firma de Sánchez sólo figura la de Rivera. El rigor le habría aconsejado decir: «El PSOE ha firmado un acuerdo con C’s que trata de hacer extensivo a otras fuerzas, salvo el PP». El que ha alcanzado y el que pueda alcanzar. La frase es sinónima de «il Duce ha sempre ragione», lógica en un tipo a quien se la sudaba la opinión de las bases.

En el texto se nota la garlopa de Ciudadanos. ¿Recuerdan «lo primero que haré será derogar la reforma laboral»? Pues el texto ni lo mienta, o «lo hace de facto», como dice el propio Snchz.

La supresión de las diputaciones ha levantado ampollas y Hernando ha hecho una definición creativa: «Es una propuesta de modernización de las diputaciones para mejorar su eficiencia y su eficacia». El texto explica en la página 64 que el nuevo Gobierno emprenderá en el primer mes de su actividad una reforma constitucional que comprendería «la supresión de las diputaciones Provinciales de régimen común». Ciudadanos se ha comido disciplinadamente su exigencia de suprimir las otras, las de régimen foral, por la igualdad de todos los españoles ante la ley. Qué le vamos a hacer, no se puede tener todo o no hay bemoles para tanto.

En octubre de 2008 el Partido Popular denunció a la Diputación de Almería por contratar a 70 asesores, que trabajaban para el partido y cobraban de la institución. La Fiscalía archivó el asunto 11 meses después y el PP debió de tomar nota, porque en cuanto pillaron cacho nombraron a 40 asesores entre sus afiliados, según la indignada denuncia del PSOE. O sea que los beneficios de las diputaciones son de carácter transversal y no parece que los socialistas se vayan a dar una prisa extraordinaria en suprimirlas, aparte de los servicios que prestan a los municipios pequeños.

«Podemos miente y lo sabe», dijo el portavoz Hernando copiándole un meme a Julio Iglesias. No debe de saber que la mentira exige consciencia. «Decir lo contrario de lo que se piensa con intención de engañar», la definía hace cinco siglos el catecismo Astete. Y ya, rizando el rizo, acusaba a Pablo de haberse convertido en la gran esperanza de Mariano Rajoy. Esta clase de bellaquerías no son nuevas en la política española. El que fuera presidente del PNV, Xabier Arzalluz, se oponía al terrorismo etarra en aquellos años en que mataba a concejales del Partido Popular, acusando a los asesinos de hacer el juego a Jaime Mayor Oreja, entonces ministro del Interior.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.